"Ganar y Ganar" vs. "Ganar y Perder". Resolviendo conflictos con la Mediación

September 18, 2016

 

Desde la publicación de la Ley 5/2012 y la puesta en funcionamiento del Registro de Mediadores en junio de 2014, el sector de la mediación cada vez está cobrando más relevancia dentro del ámbito legal en España, consolidándose como la alternativa ideal para resolver conflictos por vía extrajudicial, con un alto porcentaje de acuerdos efectivos y el consiguiente ahorro de tiempo y costes para todas las partes implicadas.

 

A diferencia de un Juez, o un árbitro cuyas decisiones obligan a las partes, e implican que UNA PARTE GANA Y LA OTRA PIERDE, la mediación busca obtener una solución válida de la que se beneficien ambas partes, el GANAR Y GANAR de la Mediación.

 

La estrecha relación entre Mediación y Psicología

 

Un aspecto importante a tener en cuenta, es que en la jurisdicción ordinaria las decisiones que adopta juez o árbitro dejan al márgen aspectos tan relevantes como las emociones de las personas que se encuentran en conflicto, quedando durante el proceso judicial relegadas a un segundo plano. Es frecuente encontrar que la comunicación entre las personas afectadas es casi inexistente y en ocasiones dificultosa y tensa, lo que ayuda a que los conflictos no se resuelvan desde su raíz.

 

Sin embargo, en el proceso de mediación interviene una persona neutral que propicia y facilita el acuerdo entre las partes, atendiendo a sus circunstancias y emociones. Lo que persigue la mediación, además de resolver el conflicto y alcanzar un acuerdo es, en la medida de lo posible, volver a restaurar las relaciones personales. Es por ello que la figura del mediador debería reunir muchas de las cualidades que poseen desde su formación base los profesionales de la Psicología. Considerando todas las emociones y cogniciones que se dan en el proceso de mediación, la importancia del componente psicológico en mediación se hace más que evidente.

 

En un proceso de mediación, la solución del conflicto realmente nace de las propias partes, con la ayuda del mediador. Como resultado, la solución será más satisfactoria y duradera en el tiempo.

 

Los psicólogos que entre sus competencias añaden la mediación a su ejercicio profesional son figuras prioritarias en este sentido, ya que gracias a sus conocimientos y habilidades, cuentan con las herramientas necesarias para moderar con eficiencia las sesiones de mediación y facilitar que un conflicto pueda resolverse, estableciendo los canales de comunicación adecuados y atendiendo a las partes contendientes desde la neutralidad para que consigan llegar al acuerdo.

 

 

Fuente : Fundación Didáctica, sobre la importancia de la mediación en la psicología.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

TALLER INICIACION MINDFULNESS 8 SEMANAS FEBRERO/MARZO 2020

October 20, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo